Pasar al contenido principal

Preocupa la falta de herramientas para controlar el precio del dólar

Martes, 12/03/2019
0 comentarios

Por ahora el Banco Central sólo tiene la tasa de interés para poder intentar frenar la suba de la divisa estadounidense porque el tope la banda de flotación está muy por encima del precio actual y casi en los $50.

Ayer el Banco Central volvió a subir la tasa de interés pero aún así no pudo evitar que la divisa estadounidense estuviera por encima del cierre del día viernes. Ante esta situación en el seno del Gobierno nacional preocupa la falta de herramientas que está teniendo el Banco Central para controlar el precio del dólar.

 

En ese sentido, los especialistas analizan que la entidad podría quedarse sin "poder de fuego" para poder defender el tipo de cambio especialmente a mitad de año y la inquietud se centra en lo que pasará en julio, cuando crecerá la dolarización de portafolios por la cercanía electoral.

 

​En ese sentido, y según un análisis del periodista económico Pablo Wende en Infobae, Guido Sandleris sólo tendría la tasa de interés para poder tratar de controlar el precio, aunque ayer no tuvo éxito en su intención porque a pesar de subirla hasta el 60% el precio subió.

 

Por ahora el Gobierno, por el acuerdo firmado con el Fondo Monetario Internacional, no puede intervenir en el mercado cambiario a menos que el precio pase el piso o el techo de la banda de flotación. Por ahora está muy lejos del techo, por lo que no podría intervenir hasta que esté cerca de los $50, algo impensado para el Ejecutivo en medio de la campaña electoral.

 

En Hacienda habrían dejado trascender que el Tesoro contaría con unos U$S 8.000 millones de "libre disponibilidad" del próximo desembolso del Fondo que se haría efectivo este mes, pero tienen un problema y es que el organismo es inflexible en su postura de que las divisas que presta el FMI no se pueden utilizar para "planchar" la cotización artificialmente.

 

Con ese panorama, en el Ejecutivo están analizando la situación aunque apuntan a la posibilidad de aplicar una fórmula conocida, la de licitaciones diarias, por montos predeterminados, que no superarían los USD 50 millones. Este esquema quieren implementarlo entre mediados y fines de mayo.

 

Este sería uno de los temas que conversarán el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, con la titular del FMI, Christine Lagarde. Pero por el momento parece poco probable que el organismo vaya a modifcar esta postura inflexible de permitir la intervención en el mercado cambiario.